Historia de la Parroquia San Vicente de Paúl

S.E.R. Mons. Edwin Vincent Byrne, obispo de San Juan, manifestó en 1936, al P. Benito Romero, CM Superior de la entonces Viceprovincia de Puerto Rico de la Congregación de la Misión,  su deseo de establecer una parroquia en el paupérrimo sector El Fanguito del creciente barrio sanjuanero de Santurce. Con la venta simbólica de un solar de 1682.37m2 a la Congregación de la Misión se hizo posible la construcción de la nueva parroquia en la Parada 24, en la Calle Los Ángeles.

"El Fanguito"
"El Fanguito"

La Capilla La Milagrosa del Colegio de La Inmaculada de las Hijas de la Caridad, Parada 25 1/2 fue sede parroquial mientras las obras del templo se desarrollaban bajo la dirección del ingeniero Francisco Fullana.

La Parroquia San Vicente de Paúl de Santurce fue eregida canonicamente, desmenbrándola de la Parroquia San Mateo-San Jorge, en el año 1938 por Mons. Edwin Byrne, quien bendijo y dedicó el templo el 19 de noviembre de 1941. La iglesia es de tipo renacentista basilical y resultó una obra de gran valor artístico. Para entonces, vivían en El Fanguito 25,000.00 personas que lo invadieron orgullosos de tener un templo armonioso y acogedor.

El ingeniero supo aprovechar el desnivel del terreno y construyó un salón en el sótano y una cripta con 785 nichos. Con los años el salón pasó a ser el Dispensario San Vicente de Paúl. Actualmente es la Capilla del Sagrado Corazón donde se celebran las misas diarias y, otra parte, la Biblioteca del Colegio Parroquial San Vicente de Paúl. 

La Parroquia, en un principio tenía sendas capillas en tres sectores: San José en la zona éste, La Milagrosa en la zona oeste, Santa Catalina Labouré en la zona central. San José y Santa Catalina desaparecieron al eliminar El Fanguito como obra de saneamiento y La Milagrosa, como centro de una nueva parroquia, Luis Cardenal Aponte Martínez la renombró: "Nuestra Señora de la Esperanza".

Territorio parroquial actual desde la Pda. 22 hasta la Pda. 26
Territorio parroquial actual desde la Pda. 22 hasta la Pda. 26

La Iglesia San Vicente de Paúl, primera bajo el patronazgo del Gigante de la Caridad en la isla, es notable por su ornamentación artística. La ornamentación plástica estuvo a cargo del artista José Albricio. Las pinturas son obra del artista Ismael D. Alzina. Las 16 vidrieras, traídas de España en 1959, al cumplirse los 21 años de erección canónica parroquial, recuerdan el tercer centenario de la muerte de San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac (acontecimiento que sería celebrado en 1960). Las lámparas gigantes, las más grandes de Puerto Rico, son obra de Ismael D. Alzina, quien se encuentra enterrado en un nicho de la cripta parroquial.

Los sacerdotes de la parroquia ofrecían sus servicios pastorales a la Comunidad y Colegio de La Inmaculada, a las Madres del Colegio Sagrado Corazón (hoy Universidad del Sagrado Corazón), a los hospitales Auxilio Mutuo, Pavía y San Carlos y, desde 1955, a las necesidades de los pobres por medio del Dispensario San Vicente de Paúl que ubicaba en el salón parroquial, además del colegio parroquial, las funerarias en el territorio parroquial y El Centro de Servicios Pastorales que sería fundado a mediados de la década de 1970.

Nótese que la mitad sur del territorio parroquial (antiguamente El Fanguito) es ahora vegetación y espacios de recreación.
Nótese que la mitad sur del territorio parroquial (antiguamente El Fanguito) es ahora vegetación y espacios de recreación.

Hoy día el territorio parroquial es mucho más pequeño y en él viven aproximadamente 5,000 personas según el Censo 2010. Aunque la realidad social de nuestro humilde sector ha cambiado como su demografía, seguimos ofreciendo servicios y evangelizando a la comunidad como el primer día.

Se atiende, desde la comunidad parroquial, a las Hijas de la Caridad de La Inmaculada, el Hospital Pavía y, reside en nuestra comunidad el Capellán del Hospital Auxilio Mutuo, las funerarias en nuestro territorio, el Colegio Parroquial San Vicente de Paúl, el Centro de Servicios Pastorales, las ramas de la Familia Vicentina de nuestra parroquia, entre otros servicios y apostolados propios de la vida parroquial.

La Congregación de la Misión de San Vicente de Paúl es una Sociedad Secular de Vida Apostólica constituída por sacerdotes y hermanos misioneros, conocidos en Puerto Rico como los Padres Paúles.

Sede de la Provincia de Puerto Rico
Sede de la Provincia de Puerto Rico

Nuestra casa parroquial es, a su vez, desde 1955 la Sede de la Provincia de Puerto Rico de los Padres Paúles que se compone por miembros de la congregación que sirven en Puerto Rico, República Dominicana y Haití. Algunos sacerdotes con cargos administrativos en la Provincia residen en nuestra casa parroquial y son, simultáneamente, vicarios parroquiales. Normalmente residen en nuestra comunidad el Visitador (Superior Provincial), el Ecónomo Provincial y el Director de las Hijas de la Caridad de la Provincia del Caribe. En nuestra comunidad, además, se encuentra la Enfermería San Justino de Jacobis en la que residen los cohermanos retirados y enfermos.

El párroco es también el Director Ejecutivo de nuestro colegio parroquial. El Colegio San Vicente de Paúl se encuentra en la Calle Bolivar, detrás de la parroquia.

Damos gracias a Dios por los años que nos ha permitido construir su Reino desde nuestra Parroquia San Vicente de Paúl de Santurce.



Párrocos

Mariano Bravo, CM

Toribio Marijuán, CM

Francisco Domeño, CM

Eladio Urquiza, CM

Jaime Vergara, CM

Teodoro Calzada, CM

Basilio Roldán, CM

Enrique Gómez, CM

Bernardo Hernandez, CM

Eugenio Sádaba, CM

Evaristo Oliveras, CM

Santiago Arribas, CM

Anulfo Del Rosario, CM

Luciano Frias, CM

Juan Lamela, CM

Marion Poncette, CM

Manuel Aznar, CM 


Los Padres Paúles en Puerto Rico

Primeros pasos de los Padres Paúles en Puerto Rico: pasos de gigantes como los de San Vicente de Paúl

Logos de la Compañía de las Hijas de la Caridad y de la Congregación de la Misión
Logos de la Compañía de las Hijas de la Caridad y de la Congregación de la Misión
Primera fota tomada en Puerto Rico a las Hijas de la Caridad. Son las 14 hermanas destinadas al Hospital Militar del Viejo San Juan.
Primera fota tomada en Puerto Rico a las Hijas de la Caridad. Son las 14 hermanas destinadas al Hospital Militar del Viejo San Juan.

Las Hijas de la Caridad fueron las pioneras del carisma de San Vicente de Paúl en Puerto Rico. En 1863, tras varios intentos, llegaron desde Madrid a Puerto Rico las primeras Hijas de la Caridad invitadas por Don Fray Pablo Beningo Carrión de Málaga, OFM Cap, Obispo de Puerto Rico, quien conocía perfectamente la realidad de los pobres de su grey porque había ejercido su ministerio sacerdotal en la isla y, al momento de su nombramiento episcopal, era párroco de Vieques. Embarcarían en el Puerto de Cadiz el velero "El Nuevo Cerez". Desembarcarían en San Juan de Puerto Rico el 10 de diciembre de aquel histórico año. Llegaban a servir a los enfermos y la educar a los niños pobres. El cronista de aquel acontecimiento, relata cómo los pobladores de San Juan se volcaron a dar la bienvenida a aquellas 23 primeras Hijas de la Caridad en pisar suelo borincano. Tal vez porque llamaban la atención por su tradicional hábito negro, toca blanca de alas altas y cinturón de tela rodeado de un rosario grande. Vendrían a realizar trabajos de enfermería en el Hospital Militar (hoy Cuartel de Ballajá), el Hospital de la Beneficencia para atender a los enfermos de salud mental y ancianos (hoy sede del Instituto de Cultura) y el Colegio de Párvulos. Llegaron a ser la comunidad femenina más numerosa en la isla y la que más vocaciones nativas han tenido.

Colegio de Párvulos del Viejo San Juan
Colegio de Párvulos del Viejo San Juan
Hospital-Asilo de Beneficencia en el Viejo San Juan. Hoy sede del Instituto de Cultura
Hospital-Asilo de Beneficencia en el Viejo San Juan. Hoy sede del Instituto de Cultura

Era un carisma nuevo en Puerto Rico. Los sacerdotes que ya trabajaban en la isla no comprendían el servicio de las hijas de San Vicente de Paúl. No comprendían que no son monjas y que su trabajo consistía, precisamente, en no estar en un convento, sino estar, como Vicente, donde está la gente. Los directores espirituales que las servían,  sacerdotes seculares, las animaban a hacer lo contrario de su vocación. Algunas se fueron con las madres Carmelitas que ocupaban su antiguo convento (hoy Hotel el Convento), vocación tan distinta a la Vicentina. Otras abandonaron los hábitos. Las que perseveraban, se encontraban sin orientación. Un padre Paúl pasó visita a principios del 1873 y recomendó la presencia de misioneros Paúles para animar la vida de las Hijas de la Caridad, fundadoras del carisma en Puerto Rico.

La Congregación de la Misión ya se encontraba en Cuba muy bien organizada.

Primera residencia (de alquiler) de los Padres Paúles en Puerto Rico.
Primera residencia (de alquiler) de los Padres Paúles en Puerto Rico.

El 24 de junio de 1873, fiesta del Santo Patrón San Juan Bautista de la entonces única diócesis insular, Diócesis de Puerto Rico, llegaron desde Cuba a Puerto Rico los dos primeros misioneros Paúles. Durante los primeros quince años la comunidad estuvo reducida a sólo dos individuos que se renovaban desde La Habana cada año, a cuya tutela estaban encomendados. Su función principal fue la atención a las Hijas de la Caridad aunque regentaron sucesivamente las iglesias de Santa Ana y San Francisco del Viejo San Juan y se hicieron cargo de la Cancillería de la diócesis. Don Fray Juan Antonio Puig y Montserrat, OFM, Obispo de Puerto Rico desde 1874 hasta 1894, conocía muy bien las necesidades de su grey porque había ejercido su ministerio en Puerto Rico desde sus 27 años de edad y había sido párroco de Juana Díaz, Morovis, Ponce, Patillas, Aguadilla y de la Catedral, deseaba encomendarle más ministerios a aquellos egeregios misioneros. Pero debido al reducido número de sacerdotes Paúles que podían venir desde Cuba no fue posible hasta 1887.

Antigua Iglesia San Francisco de Asis del Viejo San Juan de la cual los primeros Padres Paúles en llegar a Puerto Rico se hicieron cargo. Le sobrevive la Capilla Mayor que es hoy sede la Parroquia San Francisco de Asis.
Antigua Iglesia San Francisco de Asis del Viejo San Juan de la cual los primeros Padres Paúles en llegar a Puerto Rico se hicieron cargo. Le sobrevive la Capilla Mayor que es hoy sede la Parroquia San Francisco de Asis.

En 1887, llegaron los PP. Luis Vega, Benito Urién, Máximo Barquín, Lucio Fraguas y los Hermanos Paulino Sánchez y Víctor Díez. Ocuparon el antiguo Convento de los Dominicos (hoy Galería Nacional) y ayudaban a la Iglesia de Santo Tomás, hoy Iglesia San José, la más antigua de Puerto Rico y la segunda más antigua de todas las Américas.

Parroquia San José del Viejo San Juan
Parroquia San José del Viejo San Juan
Iglesia Santa Ana del Viejo San Juan
Iglesia Santa Ana del Viejo San Juan


En 1891 se hacen cargo del Seminario de San Ildefonso, entonces único seminario de la isla y. Enseñaban latinidad, filosofía y teología y desde allí atendían la Iglesia Santo Tomás (hoy Parroquia San José) que, si bien no era una parroquia aún, atendía las necesidades espirituales y pastorales de sus feligreses.

Iglesia Santo Tomás del Viejo San Juan (hoy San José) bombardeada durante los ataques a la Ciudad Amurallada en 1898. A la sazón los Padres Paúles la regentaban.
Iglesia Santo Tomás del Viejo San Juan (hoy San José) bombardeada durante los ataques a la Ciudad Amurallada en 1898. A la sazón los Padres Paúles la regentaban.

Junto a Cuba, fueron constituídos la Provincia de las Antillas en 1892 (en algunos lugares figura como Provincia del Caribe). Las obras que regentaban, tanto en Cuba como en Puerto Rico, generaban para el sustento de los misioneros. Los obispos de Cuba y Puerto Rico les tenían gran aprecio y les confiaron el seminario. Además de confiarles parroquias populosas de modo pudieran atender a un mayor número de feligreses. En Puerto Rico, fueron la primera comunidad masculina en ostentar el título de "Provincia". Muy al pesar de tan egregios misioneros, tras la invasión americana en Puerto Rico y Cuba como consecuencia de la Guerra Hispanoamericana, perdieron comunicación con Cuba, donde se encontraba la sede de la Provincia antillana. La nueva realidad insular provocó que, en el año 1924 los Padres Paúles volvieran a unirse, canónicamente, a la Provincia de Madrid, esta vez siendo una Viceprovincia (estatus que mantuvieron hasta 1955 en que se creó la Provincia de Puerto Rico).

Imprenta La Milagrosa en el Viejo San Juan.
Imprenta La Milagrosa en el Viejo San Juan.

Debieron regresar a su antigua vivienda (una casa de alquiler en la Calle Luna del Viejo San Juan) en 1898 ya que la diócesis, que se encontraba vancante, se vio en la necesidad de cerrar el Seminario con motivo del cambio de banderas. La Iglesia Santo Tomás fue erigida en Parroquia en 1909 cambiándole el nombre a Parroquia de San José y los misioneros mantuvieron la parroquia hasta 1969. El Padre Manuel Madrazo, CM, fue quien instituyó las Fiestas de la Calle San Sebastián a principios de la década de 1950, para entonces fiestas religiosas con el fin de obtener fondos para el mejoramiento de la calidad de vida de los pobres de La Perla con la construcción de escaleras que comunicaran al pintorezco sector capitalino con el resto de la población y, también realizar mejoras al templo. Allí fue la sede de la prestigiosa Imprenta La Milagrosa, precursora del Centro de Servicios Pastorales que ubica en Santurce. En ella editaban la Revista La Milagrosa, que tanto bien hizo en la formación de los católicos tras la invasión de Estados Unidos y su intento de eliminar el "catolicismo español".

Interior de la Iglesia San José del Viejo San Juan durante el segundo periodo en que los Padres Paúles la regentaron.
Interior de la Iglesia San José del Viejo San Juan durante el segundo periodo en que los Padres Paúles la regentaron.

Aquella fue su Casa Central hasta que, el 1926, cuando se constituyen Viceprovicia, se hacen del edificio que fungió como sede de la Vicepronvincia hasta 1955 y que se encuentra en la Calle San José de Santurce, muy cerca de la Casa Central de las Hijas de la Caridad, donde ya desde 1903 habían fundado el Colegio La Inmaculada y su imponente Capilla La Milagrosa. Esta residencia mantiene el escudo de la Congregación de la Misión y la imagen de San Vicente de Paúl y La Milagrosa. Los Padres Paúles de Puerto Rico, al ser constituídos en Provincia en 1955, trasladan su Sede Provincial a la Casa Parroquial de la Parroquia de San Vicente de Paúl de Santurce. Hasta hoy sigue siendo la Sede de la Provincia y hogar de los misioneros ancianos y enfermos.

Antiguo Seminario San Ildefonso del Viejo San Juan. Hoy sede del Centro de Estudios de Puerto Rico y el Caribe.
Antiguo Seminario San Ildefonso del Viejo San Juan. Hoy sede del Centro de Estudios de Puerto Rico y el Caribe.


Estuvieron, de nuevo, al frente del Seminario en los años 1924-1948. De este tiempo y, muy al honor de los Padres Paúles que regentaron el Seminario, es la formación del primer Cardenal puertorriqueño, Su Eminencia Luis Aponte Martínez, quien fuera un egregio pastor de las dos diócesis que le fueron encomendadas.

Primera residencia de los Padres Paúles en Ponce. Luego fue la sede del Colegio San Vicente de Paúl
Primera residencia de los Padres Paúles en Ponce. Luego fue la sede del Colegio San Vicente de Paúl

En el año 1892, los Padres Paúles se hicieron cargo de la Parroquia Ntra. Sra. de Guadalupe de Ponce y de la Vicaría de Ponce (que conformaba un número de parroquias y pueblos del sur de Puerto Rico). En Ponce fundaron el Colegio San Vicente de Paúl y varias asociaciones. El antiguo colegio San Vicente de Paúl de Ponce fue el primer colegio privado en todo el sur de la isla. Eventualmente su sede pasaría al empobrecido barrio de La Cantera de Ponce donde habían fundado una capilla en honor al Gigante de la Caridad; hoy Parroquia de San Vicente de Paúl de Ponce en la cual se vive y palpa el espíritu vicentino. Aún los Padres Paúles la regentan.

Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe de Ponce, desde la cual los Padres Paúles atendian no solo al pueblo de Ponce; también a otros pueblos que conformaban la Vicaría de Ponce.. Hoy es Sede Episcopal de Ponce
Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe de Ponce, desde la cual los Padres Paúles atendian no solo al pueblo de Ponce; también a otros pueblos que conformaban la Vicaría de Ponce.. Hoy es Sede Episcopal de Ponce

En Ponce mantuvieron la Parroquia de Ntra. Sra. De Guadalupe hasta muy entrado el siglo XX. Cuando se creó la Diócesis de Ponce, fueron los Paúles los responsables de reestructurar el templo para que fuera digna sede episcopal. De este tiempo es la fundación de un gran número de capillas por la ciudad de Ponce y en los barrios y pueblos cercanos que, eventualmente, serían creadas como parroquias. De modo que los Padres Paúles tienen en su haber ser los fundadores de muchas de las parroquias de la ciudad ponceña. Aún los Padres Paúles mantienen las parroquias La Milagrosa y San Vicente de Paúl de Ponce y el Colegio La Milagrosa. El otrora Colegio San Vicente de Paúl, de La Cantera de Ponce, está en desuso y se contempla para otros proyectos.

Parroquia La Candelaria y San Matías de Manatí. Es la parroquia en la que por más tiempo han estado en Puerto Rico los Padres Paúles.
Parroquia La Candelaria y San Matías de Manatí. Es la parroquia en la que por más tiempo han estado en Puerto Rico los Padres Paúles.

Como ya se dijo, en 1896 formó con Cuba la Provincia de Las Antillas, siendo su primer Visitador el P. Félix García quien, a los pocos meses, renunció al oficio y fue nombrado para sustituirle el P. Ramón Güell, que llegó a La Habana el 7 de noviembre de 1897.
El 22 de noviembre de 1926 las casas de Puerto Rico se "desgarran" de Cuba y forman una viceprovincia dependiente de la Provincia de Madrid. Poco antes, 1924, les será confiada de nuevo la dirección del Seminario de San Ildefonso donde permanecerán hasta 1948. En el momento de la constitución como viceprovincia (cuyo superior Viceprovincial será el P. Ramón Gaude) tienen seis residencias: Seminario de San Ildefonso (cinco sacerdotes); Parroquia de San José del Viejo San Juan (cinco sacerdotes); Capilla de La Milagrosa de las Hijas de la Caridad, en Santurce (tres sacerdotes la atienden desde la residencia de la Calle San José que sería la sede la viceprovincia); esta capilla se encontraba bajo el territorio parroquial de la Parroquia San Mateo pero no le pertenecía a la parroquia sino a las Hijas de la Caridad y los Padres paúles ejercían allí el ministerio como si de una parroquia se tratara, por eso en 1936 el Obispo Edwin Vincent Byrne les pide establecer una parroquia en el sector, hoy Parroquia San Vicente de Paúl de Santurce; Parroquias de Manati y Barceloneta (tres sacerdotes); Parroquia y Vicaría de Ponce (diez sacerdotes) y Parroquias de Salinas y Santa Isabel, (tres sacerdotes). Total: 29 sacerdotes. En 1955 es elevada a Provincia siendo su primer Superior el P. Toribio Marijuan, CM, quien ya había sido superior de la Viceprovincia y fue quien gestionó arduamente la fundación de la Provincia de Puerto Rico. Al momento de ser elegido primer Superior Provincial, era párroco de la Parroquia de San Vicente de Paúl de Santurce, para entonces el templo más grande de todo Santurce y la parroquia más populosa. Esta parroquia, aunque se encuentra en el sector Bolivar y atendía espiritualmente a los 25,000 habitantes de El Fanguito, también era frecuentada por muchos feligreses de la Alta Sociedad santurcina que llegaban, más que por otras razones, porque es un templo de mucho valor ornamental. Al momento de la fundación de la Provincia de Puerto Rico, los Padres Paúles tenían siete casas y treinta y nueve misioneros.

Parroquia San Vicente de Paúl de Santurce. Sede de la Provincia de Puerto Rico de la Congregación de la Misión.
Parroquia San Vicente de Paúl de Santurce. Sede de la Provincia de Puerto Rico de la Congregación de la Misión.

Es importante mencionar que, tras la invasión americana, muchos sacerdotes se vieron en la urgencia de abandonar la isla porque eran perseguidos por mantener el "catolicismo español". Gracias a Dios, los Paúles no abandoraron al pueblo. Pero sí sufrieron persecución por mantener su posición de defender la fe católica y la identidad nacional puertorriqueña que ya, Don Juan Alejo de Arizmendi, primer nativo en ser elevado a la dignidad episcopal, había defendido llamándonos "nación puertorriqueña" y "compatriotas puertorriqueños".

Retablo del altar mayor de la Iglesia San José
Retablo del altar mayor de la Iglesia San José

Mientras los Padres Paúles eran una Viceprovincia de Madrid(1926-1955), llegaban muchos sacerdotes paúles temporalmente a asistir en la misión de Puerto Rico. Otros llegarían para quedarse. Ante la urgencia de defender la fe católica, aquellos sacerdotes con sotana y botas se subían a caballo y misionaron casi toda la isla; teniendo mayor éxito en los campos del centro de la isla y en los del sur y oeste. En el este no fueron tan exitosas sus misiones populares. ¿Cuántos de nosotros no conocemos alguna capilla de los campos de Puerto Rico con el nombre La Milagrosa, Santa Catalina, Santa Luisa y hasta San Vicente? Fueron comunidades que surgieron como frutos de aquellas misiones que hicieran los Padres Paúles.
Tras el cambio de soberanía, Roma nombró obispos americanos que mantuvieron la fe de los puertorriqueños asistidos por un buen número de sacerdotes seculares y religiosos. Cuando se les confía la Parroquia Ntra. Sra. del Pilar de Río Piedras, entregada a la Arquidiócesis en el 2010, los misioneros se encargaban de descentralizar el culto creando capillas por los barrios y los campos. ¿Conocen las parroquias La Milagrosa, Sagrado Corazón, Jesús Maestro, Santa Catalina, Santa Luisa? Estas y otras muchas fueron capillas que fundaron los Paúles y que eventualmente fueron erigidas en parroquias. Los Paúles de Puerto Rico tienen en su haber ser los fundadores de más de 100 capillas en todo Puerto Rico y más de 30 parroquias.

Actualmente solo tienen 8 parroquias a su cargo, todas fundadas por ellos menos la del pueblo de Manatí, y tres colegios en la isla; aunque la Provincia de Puerto Rico (fundada en 1955) se extendió a República Dominicana donde hay muchos servicios vicentinos y a Haití donde se extiende el carisma y hay cada vez más parroquias, servicios y vocaciones para la Provincia.

En Puerto Rico mantienen las siguientes obras:

San Juan:

Sede Provincial y Economato, Dirección de las Hijas de la Caridad, Hospital Auxilio Mutuo, Casa de Formación San Vicente de Paúl, Enfermería San Justino de Jacobis, Centro de Servicios Pastorales, Parroquia y Colegio San Vicente de Paúl en Santurce, Parroquia y Colegio Sagrado Corazón en Río Piedras, Parroquia Jesús Maestro en Río Piedras

Manatí:
Parroquia Ntra. Sra. de la Candelaria en el centro urbano y Parroquia Sagrada Familia y Santuario Divino Niño Jesús en Urbanización O'neil

Ponce:
Parroquia y Colegio La Milagrosa en la Calle Guadalupe del Centro Urbano y Parroquia San Vicente de Paúl en La Cantera.

Mayagüez:
Parroquia San Vicente de Paúl en Guanajibo.